La menstruación no se detiene, seguimos recibiendo pedidos y haciendo envíos a nivel nacional. #QuédateEnCasa

Vapores femeninos

nordwood-themes-FnOoRU-PYio-unsplash

La naturaleza y las plantas han acompañado nuestros ciclos desde siempre y han sido el punto de partida para la medicina como la conocemos ahora.

El uso de vaporizaciones vaginales es una práctica ancestral, utilizada como método sanador para limpiar el útero y mantener el equilibrio hormonal. Aunque su nombre está bastante arraigado, si queremos hablar con propiedad, tendríamos que mencionar a nuestra querida vulva y no a la vagina.

Si estos dos conceptos aún son nuevos para ti, puedes leer las diferencias entre vulva y vagina haciendo clic aquí.

O R I G E N

angele-kamp-kcvRHtAyuig-unsplash

Para nuestro continente la primera evidencia de esta práctica se encontró en crónicas españolas de las costumbres mayas y aztecas en México y para el continente asiático, los primeros registros tienen lugar en Corea, siendo una práctica popular en spas y centros de terapias holísticas de ese país hasta la actualidad.

Sin embargo las curanderas, parteras y mujeres sabias en general han existido y existen alrededor del mundo entero, por lo que es muy difícil estimar el origen concreto.

F U N C I O N

Los vapores suelen indicarse en diversos momentos de los ciclos femeninos: durante la menopausia, el postparto y en la fase premenstrual.

Al infusionar las plantas en agua caliente y recibir el vapor que emanan, todos los espíritus y bondades de las plantas viajan a través del vapor hacia nuestra vulva, siguiendo su camino por nuestro torrente sanguíneo y abrazando nuestra vagina, útero, trompas, ovarios y vejiga.

Cada momento amerita el uso de diferentes plantas, es importante elegirlas concienzudamente y optar por alternativas orgánicas para evitar el contacto con insecticidas o sustancias similares. 

IMG_20200925_115052-01

Puedes elegir las plantas que desees, sólo verifica antes su origen.

En VERA quisimos facilitar todo y te ofrecemos una mezcla lista que incluye: Rosas, Geranio, Caléndula, Malva, Artemisa, Romero, Mucura y Flor Blanca.

Estas plantas han sido cuidadosamente elegidas por Amaryllis de @espaciolaama para desinflamar, activar, regular y acompañar nuestro ciclo menstrual. A continuación algunas de sus bondades:

  • Rosas: Antiinflamatoria, antibacteriana, humectante y tonificante.
  • Geranio: Cicatrizante y antiséptico.
  • Caléndula: Útil con heridas menores, infecciones por cándida, infecciones vaginales y urinarias.
  • Malva: Antiinflamatoria, diurética, alivia la cistitis y otras infecciones del tracto urinario.
  • Artemisa: Desinflamante, ayuda a reducir las contracciones que se producen en el útero.
  • Romero: Ayuda a que fluya la sangre, evitando los coágulos o el sangramiento espeso.
  • Mucura: Antiespasmódica, diurética, analgésica y antiinflamatoria.
  • Flor Blanca: Antiinflamatoria, antioxidante, ayuda a controlar descensos, alivia hemorroides y úlceras.

C U A N D O

VAPOR

Si bien la fase menstrual es la única que debe evitarse, lo más recomendable es aprovechar el tiempo después de la ovulación y antes de la menstruación, sobre todo si solemos tener menstruaciones dolorosas o fluctuaciones del flujo (amenorrea, dismenorrea).

Recomendaciones:

  • Si tienes dolores pre menstruales vaporizar dos noches seguidas, hasta 3 días antes de la menstruación.
  • A modo de rutina de autocuidado, un vapor 1 vez al mes.
  • Si tienes alguna infección activa o hemorroides, mejor hacer baños de asiento con la mezcla a temperatura ambiente, no vaporización.

Restricciones:

  • No usar en niñas.
  • No usar en caso de embarazo.
  • No usar si estamos menstruando.
  • No usar si tenemos alguna infección o hemorroides.
  • No usar si utilizamos DIU.

I N S T R U C C I O N E S

La noche es el momento de apertura ideal para aprovechar las bondades de las plantas, así podemos ir a descansar al finalizar nuestra vaporización.

Para que puedas sacarle el mayor provecho, es recomendable contar con una falda larga y amplia o una sábana/manta que nos pueda cubrir desde la cintura hasta los pies, también puedes contar con una colchoneta, cojines y más mantas para estar más cómoda y abrigada.

Si buscas algo más pro: puedes buscar un banco para vaporizaciones (o perforar alguno que tengas en casa) –>

BANCO

Hacer una vaporización es muy sencillo y significa muchísimo:

Paso 1: Pon agua a hervir.

Paso 2: Utiliza preferiblemente un recipiente de vidrio o de cerámica y coloca dentro agua caliente junto a un puñado de hierbas, deja reposar durante mínimo 3 minutos, no es necesario colar.

Paso 3: Espera un momento a que la preparación tenga una temperatura soportable y colócate sobre el recipiente sin ropa interior a una distancia prudente (entre 15-20cm). Busca una posición cómoda (también puedes apoyarte en cojines o al borde de la cama) y cubre tu cuerpo alrededor para retener el calor. Si no tienes un banquito, te dejo 2 ideas a continuación:

Recostada sobre mantas o cojines | Utilizando el bidet o inodoro

Paso 4: Nos quedamos 15-20 minutos recibiendo y agradeciendo. Bebe una infusión y a dormir.

¿Habías escuchado antes sobre las vaporizaciones? ¿Te animarías a hacerlas alguna vez? Te leo.

FIRMA BLOG 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lista de Espera Gracias por el interés, lamentamos no tener este producto disponible en este momento. Por favor, déjanos tu correo electrónico para notificarte en cuanto sea posible.